share on:

 

Un equipo de investigadores de la Universidad de Tecnología de Sydney en Australia ha descubierto un nuevo material que tiene un gran potencial para favorecer la llegada de la próxima generación de ordenadores cuánticos.

Hasta ahora, los emisores cuánticos a temperatura ambiente sólo se han utilizado en materiales tridimensionales gruesos como los diamantes, una característica que dificulta la integración de estos componentes en chips y dispositivos comerciales.

Por ello, con el objetivo de desarrollar ordenadores cuánticos ópticos, que tengan un mayor poder de procesamiento y puedan transmitir los datos a mayor velocidad sin generar calor ni desperdiciar energía, los investigadores están buscando nuevas fuentes de luz cuántica en materiales atómicamente más finos, como puede ser el grafeno.

La solución que han encontrado los científicos australianos es un nuevo material llamado nitruro de boro hexagonal, que se organiza en una estructura de panal de abeja. Este compuesto se caracteriza por tener sólo un átomo de grosor, al igual que el grafeno, y por tener la capacidad de emitir un pulso de luz cuántica a temperatura ambiente bajo demanda. De este modo, se elimina una de las principales barreras para el procesamiento de información rápido y seguro de datos.

 “Este material es atómicamente fino y se utiliza tradicionalmente como lubricante. Sin embargo, puede emitir pulsos de luz cuántica de fotones individuales que pueden transportar información, señala Mike Ford, un profesor miembro del equipo de investigación

La cualidad para transmitir la información a través de fotones individuales permitirá fabricar procesadores ópticos que puedan operar sobre la base de la luz en lugar de utilizar electrones, lo que hará posible que los procesos sean más rápidos y que se reduzca sustancialmente la cantidad de calor emitido.

“Este material es muy fácil de fabricar”, señala Trong Toan Tran, otro miembro del equipo. “Es una opción mucho más viable que otras, ya que se puede utilizar a temperatura ambiente, es barato, sostenible y está disponible en grandes cantidades”.

Los investigadores quieren construir un dispositivo plug and play con este material que pueda generar fotones individuales bajo demanda, que empelarán como primer prototipo de tecnología cuántica escalable

Hector Figuera

Hector Figuera

CEO Fundador del portal RCENI Radio Centroamérica Internacional

Leave a Response