share on:

Es más, el terremoto más fuerte que jamás se haya registrado -9,5 de magnitud- ocurrió en Chile, en 1960.

¿Pero por qué se producen con tanta frecuencia?

La razón es simple: Chile es uno de los países más proclives a sufrir terremotos porque está ubicado justo al límite de la placa tectónica de Nazca, que choca contra la placa Sudamericana.

Estas dos placas son grandes bloques de superficie terrestre que intentan avanzar la una sobre la otra a razón de entre 7 y 8 centímetros por año.

La placa de Nazca (que limita en su lado izquierdo con la placa Pacífica) está siendo empujada por debajo de la placa Sudamericana.

Según le explicó Mario Pardo, doctor en física y sismología chileno, ambas “están pegadas por el roce de contacto en un área que va desde el sur de Perú hasta el norte de Chile”.

La fricción entre ambas placas en las profundidades de la corteza terrestre generan una poderosa presión, y cuando se libera esta presión ocurre un terremoto.

Esta fricción constante entre ambos bloques hace que la región sea una de las más sísmicas del mundo.

Y aunque esto es sabido por los científicos, cuándo o qué magnitud tendrán resulta imposible de anticipa

Cinturón de fuego del Pacífico

Por otra parte, hay que recordar que Chile -junto con Nueva Zelanda, Bolivia, Ecuador, Perú, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Honduras, Guatemala, México, Estados Unidos y parte de Canadá- está ubicado en lo que se conoce como el Cinturón de Fuego del Pacífico.

Este cinturón de unos 40.000 kilómetros de longitud y en forma de media luna une a través de una línea imaginaria Chile con Nueva Zelanda.

Este cinturón en la costa pacífica concentra algunas de las zonas de subducción más importantes del mundo (en las que una capa empuja por debajo a la otra) y por ende es escenario de una intensa actividad sísmica.

Además, en el cinturón se encuentra el 75% de los volcanes -activos e inactivos- del mundo, con un total de 452 cráteres.
Hector Figuera

Hector Figuera

CEO Fundador del portal RCENI Radio Centroamérica Internacional

Leave a Response