share on:
Comparte!
He notado en el pasado que los criminales tienden a alardear de su criminalidad cuando creen que nadie puede hacer nada al respecto. Francamente, en su narcisismo, muchos de ellos no pueden evitar deleitarse con el momento y dejar que todos sepan cuán “superiores” son al resto de nosotros. Fuimos testigos de muchos momentos como este de elitistas dentro de las instituciones globalistas en los últimos años en el apogeo del pandemónium pandémico.

Había gente como los académicos globalistas del MIT que proclamaban que “nunca volveríamos a la normalidad” y que íbamos a tener que aceptar la pérdida de muchas de nuestras libertades por el resto de nuestras vidas para combatir la propagación del covid. Pero ya hay muchas personas en el anti globalismo

Enemigos de la democracia

Existen personas como Klaus Schwab que declararon el comienzo del “Gran Reinicio” y el lanzamiento de lo que la multitud de Davos llama la “4ta Revolución Industrial”. También ha habido MUCHOS líderes políticos como Joe Biden que se pavonean en el escenario de los medios acusando a los opositores ideológicos (conservadores en su mayoría) de ser “enemigos de la democracia”.

Si su visión de la “democracia” es la tiranía médica y la expansión forzada del marxismo cultural, o si su idea de la democracia es la cooperación del gobierno con el monopolio corporativo y la eliminación de los principios fundacionales de nuestro país, entonces sí, supongo que en verdad soy un enemigo de “la democracia.”

Los globalistas realmente estaban disfrutando del resplandor de su supuesta victoria.

Pensaron que tenían al pueblo por el cuello y que su agenda estaba casi asegurada. Pero como he estado argumentando desde el año pasado, es posible que las élites del dinero hayan celebrado demasiado pronto y no han contado con el anti globalismo

La agenda covid fracasó por completo si el objetivo era implementar mandatos y restricciones de larga data en América del Norte y Europa. Si quiere saber cómo habría sido el éxito de los globalistas, simplemente examine China con sus interminables ciclos de bloqueo y pasaportes de vacunas digitales.

Las élites querían ese resultado para Occidente y no lo consiguieron. Estuvieron cerca, pero millones de estadounidenses, canadienses y europeos se mantuvieron firmes y el costo de obligarnos a cumplir habría sido demasiado alto.

Incluso Joe Biden ha admitido abiertamente que la pandemia ha terminado. Abandonaron los mandatos porque sabían que si llegaba la guerra, perderían.

Si el objetivo de la fábrica del miedo pandémico era simplemente inyectar a la población las vacunas de ARNm, aquí también fracasaron. Con muchos estados en los EE. UU. 40% no vacunados (según números oficiales) y muchas partes del mundo con grandes poblaciones no vacunadas, existe un grupo de control masivo para las vacunas covid.

Si va a haber problemas de salud en constante desarrollo asociados con el mRNA (como la miocarditis), entonces el público sabrá qué los causó debido a este grupo de control. Los globalistas necesitaban una vacunación cercana al 100% y no la consiguieron. Ni siquiera cerca los anti globalismo no lo aceptaron.

No hay escapatoria para ellos: sobreestimaron en gran medida la apatía del público cuando se trata de autoritarismo. La rebelión es demasiado grande y eventualmente serán responsables de sus transgresiones.

Caso en cuestión: las últimas elecciones en Italia resultaron en una victoria aplastante para la coalición conservadora y la nueva primera ministra (y primera mujer primera ministra), Georgia Meloni, pronunció un conmovedor discurso de victoria esta semana que expuso directamente la invasión de extrema izquierda de las naciones occidentales, el globalismo y la colusión venenosa despertaron a las corporaciones para silenciar la disidencia. Ella pidió un regreso a la libertad, y ¿cuál fue la respuesta de los principales medios de comunicación? La están llamando “fascista”.

Las elecciones italianas son solo una pequeña parte de una tendencia en curso, un despertar de la gente a las amenazas inminentes presentadas por los globalistas, y los globalistas no pueden detenerlo.

El miedo entre ellos es palpable.

El anti globalismo ahora se está generalizando y, a medida que lo haga, la gente comenzará a buscar respuestas. ¿Por qué se han degradado tanto nuestras condiciones económicas? ¿Por qué nos enfrentamos a una crisis inflacionaria?

¿Por qué los precios de todo siguen subiendo? ¿Por qué casi perdimos todas nuestras libertades civiles en nombre de la lucha contra un virus con una pequeña tasa de mortalidad por infección media oficial del 0,23 %? ¿Por qué se están instituyendo controles de carbono sin sentido en medio de una crisis de la cadena de suministro? ¿Por qué los políticos y los bancos están empeorando todo tanto?

La protesta pública por los anti globalismo es un ajuste de cuentas está creciendo y son las cabezas de los globalistas las que terminarán mal. Todos los caminos a la destrucción conducen a ellos y a las políticas que han impuesto a la población.

Por supuesto, cuando los delincuentes sienten que están siendo acorralados, a veces prenden fuego y toman rehenes en un último esfuerzo por mantenerse con vida y escapar de la red. Creo que nos estamos acercando a esa etapa de este terrible drama.

Es importante aceptar las condiciones del campo de batalla tal como son y no subestimar al enemigo. La verdad es que los globalistas tienen amplios medios a su disposición para causar estragos y ya han puesto en marcha algunos de estos desastres.

Como advertí hace muchos años (ya en 2017 en mi artículo ‘El final económico continúa’), las tensiones con las naciones del este se están utilizando para disminuir el papel del dólar estadounidense como moneda de reserva mundial.

El conflicto también está causando escasez de recursos y debilidad de la cadena de suministro, sin mencionar una crisis energética en Europa que ahora es irreversible con el sabotaje de los oleoductos Nord.

También predije en 2017 que la Reserva Federal repetiría un patrón de aumento de la tasa de interés en una severa debilidad económica que causaría una mayor agitación económica. Usaron una táctica muy similar al comienzo de la Gran Depresión, que el ex presidente de la reserva federal, Ben Bernanke, admitió abiertamente que fue la causa del colapso deflacionario a largo plazo.

“El cambio de presidente de la Fed no tiene ningún sentido en lo que respecta a la política. Jerome Powell continuará exactamente con las mismas iniciativas que Yellen; se eliminarán los estímulos, se aumentarán las tasas y se reducirá el balance general, dejando la enorme burbuja del mercado que la Fed creó originalmente vulnerable a la implosión.

Los bancos centrales del mundo

Una persona observadora… podría haber notado que los bancos centrales de todo el mundo parecen estar actuando de manera coordinada para eliminar el apoyo de estímulo de los mercados y elevar las tasas de interés, cortando las líneas de suministro de dinero fácil que durante mucho tiempo han sido una muleta para nuestra economía paralizada”.

El Banco de Pagos Internacionales, el banco central de los bancos centrales y la institución que escribe las iniciativas de política global para todos los demás bancos miembros, pidió MÁS aumentos de tasas la semana pasada.

Aparte de una intervención menor por parte del Banco de Inglaterra, la evidencia muestra que los globalistas QUIEREN un colapso y están diseñando condiciones de inestabilidad. Prepararon las fichas de dominó con antelación y ahora han decidido derribarlas.

Creo que esto es a prueba de fallas; un disparador de pánico en caso de que no consiguieran el control que quería de la pandemia del covid.

Culparán a Rusia, culparán a China, culparán a los conservadores, culparán a cualquier cosa y a cualquiera además de ellos mismos en un intento de desviar la atención pública de las acciones bancarias internacionales que crearon las condiciones del colapso en primer lugar.

No podemos dejarlos.

Pase lo que pase después, es vital que la gente recuerde quién nos hizo esto realmente y quién debe ser castigado.

En el transcurso de los próximos dos años, los agentes del poder establecidos intentarán usar una pantalla de caos para sembrar semillas de miedo en la población. Van a intentar explotar ese miedo para obtener un gobierno aún más centralizado y cambiar los cimientos mismos de nuestra sociedad mientras sofocan lo que queda de nuestras libertades.

Es la única jugada que les queda, pero al menos ahora sabemos con certeza que hay millones de nosotros los anti globalismo por ahí, millones de personas que no cumplirán y que lucharán. Y sabemos que los globalistas tienen miedo; si no fuera así, no estarían recurriendo a medidas tan drásticas.

 

Por Brandon Smith a través de Alt-Market.us

tierrapura.org

SEO RCENI

“La verdad no existe, existen sólo los hechos la verdad la imponen los grandes medios y el poder detrás de ellos en las sombra”

No recibo dinero de ningún gobierno ni tampoco de algún grupo económico, los artículos que ustedes leen son producto de libertad absoluta, donde trato de escribir sobre los hechos porque sólo estos nos harán libres


Donaciones RCENI
Hector Figuera

Hector Figuera

CEO Fundador del portal RCENI Radio Centroamérica Internacional Audiovisualista Temático Antropocentrico especializado en composición.