share on:
Comparte!
El Capitán Uhouse sirvió 10 años en el Cuerpo de Marines como piloto de combate y cuatro años en la Fuerza Aérea en la Base de la Fuerza Aérea Wright-Patterson como avión exótico experimental volador civil (F-89, B-47, F-102), etc.) .

Más tarde, Bill Uhouse durante los siguientes 30 años, trabajó para contratistas de defensa como ingeniero.

Falleció en agosto de 2009, pero su testimonio sobre algo increíble se registró en una entrevista unos años antes para uno de los documentales del ufólogo Steven Greer.

Bill Uhouse dijo que en 1958 fue invitado por un hombre, cuya identidad no ha sido revelada, para trabajar en una nueva tecnología secreta.

Aparentemente, era un simulador de platillo volador que, según afirma. Se basó en un OVNI rediseñado de 30 metros de largo que se estrelló en Kingman, Arizona, en 1953, y fue asegurado en el Área 51, que aún estaba en construcción.

Cooperación Exterior

Los tripulantes y supervivientes de este incidente habrían sido cuatro seres extraterrestres -heridos en mayor o menor grado. Que tras ser “rescatados” fueron transportados a Los Álamos para compartir y ayudar a realizar ingeniería inversa de los restos recuperados.

La especialidad del Capitán Bill Uhouse era la cabina de vuelo y los instrumentos en la cabina de vuelo. Entendía el campo gravitacional y lo que se necesitaba para entrenar a las personas para experimentar la antigravedad.

De hecho, se encontró varias veces con un extraterrestre al que llamaron J-rod (o Jarod) quien ayudó a físicos e ingenieros a entender dicha nave.

“Solo uno de ellos (alienígena) habló con los científicos en el laboratorio y los otros no hablaron con nadie”. Dijo aclarando que la comunicación parecía ser telepática.

«Realmente hablan, pero no como nosotros».

Tecnología ET en el interior

El diseño de la nave discoide era tan sofisticadamente simple que no se le podía conectar nada externo, como ametralladoras o bombas, como en los aviones tradicionales.

Además, le tomó mucho tiempo a una persona entrenarse y adaptarse para poder operarlo.

Respecto a la propulsión de la nave espacial, Bill Uhouse señaló que este objeto generaba su propio campo gravitatorio, por lo que en su interior “no había arriba ni abajo”.

También enfatizó que en lo que había trabajado era diferente de lo que Bob Lazar llamó un reactor.

Aunque explicó que dentro había un espacio que podía contar como tal y que hicieron funcionar el simulador con seis grandes capacitores cargados a un millón de voltios cada uno.

La entrevista completa con Bill Uhouse se puede ver a continuación. EL VÍDEO PUEDE SUB-TITULARSE PERO SOLO EN INGLES

 

“La verdad no existe, existen sólo los hechos la verdad la imponen los grandes medios y el poder detrás de ellos en las sombra”

No recibo dinero de ningún gobierno ni tampoco de algún grupo económico, los artículos que ustedes leen son producto de libertad absoluta, donde trato de escribir sobre los hechos porque sólo estos nos harán libres


Donaciones RCENI
Hector Figuera

Hector Figuera

CEO Fundador del portal RCENI Radio Centroamérica Internacional Audiovisualista Temático Antropocentrico especializado en composición.