share on:
Comparte!
Varios internautas comienzan a abandonar WhatsApp y a buscar alternativas luego que el servicio cambiara sus términos de privacidad con la recopilación de datos

Después de que WhatsApp introdujera a principios de este año actualizaciones que le permitirán compartir nuestros datos con su empresa matriz, Facebook, información personal de los usuarios, varias personas comenzaron a buscar alternativas al popular servicio.

Mientras que algunos eligieron a favor de Telegram, que asegura que «no ha revelado ni un solo byte de los datos privados» de sus usuarios, otros prefirieron descargar Signal, una plataforma que también hace énfasis en la privacidad y la seguridad. Sin embargo, incluso a estas aplicaciones les proporcionamos algunos de nuestros datos.

¿Qué datos personales recopilan los más populares servicios de mensajería?

¿Nunca te has preguntado por qué Facebook y empresas similares valen tantos miles de millones? ¿Qué venden, si son de acceso gratuito y nadie paga por navegar en ellas?

El espionaje tecnológico es simple, y Facebook lo hace de forma sistemática cada vez que usamos su entorno. Con las llamadas tracking cookies, que se instalan automáticamente en los ordenadores, la red social se queda con muchos datos sobre el usuario: las páginas que visita, sus búsquedas, sus gustos

¿Se entiende ahora por qué Facebook pagó 21.800 millones de dólares por WhatsApp, una empresa con treinta trabajadores cuyo producto es una aplicación para móvil gratuita, sin anuncios ni publicidad? Pues porque con ella se garantiza el acceso a más de 600 millones de móviles y sus agendas

Según las condiciones que aceptas cuando te suscribes a Facebook, te avienes a que puedan controlar todos tus mensajes y los archivos que guardes en ellos.

El dueño de la compañía, Mark Zuckerberg, que siendo un tipo incapaz de relacionarse con otras personas ha creado la red social virtual más popular del planeta, dijo que su empresa era “una residencia de estudiantes bien iluminada” donde “vayas donde vayas vas a ver a tus amigos”. Lo que no mencionó es que también te vigila y vende lo que haces.

Gracias a lo que realizas en la red saben mucho sobre ti, y lo conocen porque han instalado un sistema de seguimiento en tus dispositivos electrónicos. El arma de espionaje ya no son los micrófonos ni la videovigilancia: son las citadas tracking cookies, que graban toda tu vida online.

Google

No es la única compañía que actúa así. En 2010 el director de Google Eric Schmidt se vanagloriaba que ellos sabían al momento dónde estábamos y lo que hacíamos tienen todos nuestros datos.

Regularización del Uso de Datos Almacenados

Esta idea ha sido llevada a la práctica, a escala mundial, por Google, Facebook y otras empresas de big data. El objetivo ya no son unos pocos millones de personas, sino miles de millones. Y sin tener que pagar un dólar a informantes ni espías, porque no los necesitan. Son los propios espiados los que regalan de buen grado la información, osea nuestros datos con la que Serguéi Mijáilovich Brin, uno de los fundadores de Google

Hola lectores necesito su apoyo tengo 4 años solo trabajando y financiando con la ayuda de mis hijos el portal ya no puedo más estoy obligado a cerrarlo ayúdenme para seguir cualquier monto aunque es muy bueno….seguir leyendo.
Donaciones RCENI
Hector Figuera

Hector Figuera

CEO Fundador del portal RCENI Radio Centroamérica Internacional Audiovisualista Temático Antropocentrico especializado en composición.