share on:
Comparte!
Putin ha ordenado entrar en estado de alerta a las unidades rusas que controlan las fuerzas de ataque y defensa nucleares.

Es la respuesta del dictador ruso al anuncio de la OTAN que advierte del envío de más efectivos a la zona. Si bien es cierto que parece existir un intento de acercamiento entre los gobiernos ruso y ucraniano para acordar los términos que lleven a la finalización del conflicto, también lo es que se recrudece la escalada bélica.

La guerra de Ucrania marca un antes y un después en la Historia de la Humanidad y la respuesta a las amenazas del dictador ruso Putin deben estar a la altura.

Durante toda la historia, la Humanidad ha estado a expensas de lo que decidieran un grupo de locos peligrosos. Napoleón lo fue, Hitler y Mussolini lo fueron, Stalin y Mao eran los jefes de los locos peligrosos mientras vivieron, los emperadores romanos (casi todos) eran un peligro para propios y extraños, George Bush no se quedaba atrás, Enrique VIII fue un rey peligroso…

En fin, no son pocos los que figuran en la lista de sujetos con poder que han liado la marimorena y se han llevado por delante cientos de miles de vidas. Ah, sí, Franco. Este también.

Nos ha tocado vivir la época del loco dictador ruso Putin, un individuo paranoico, peligroso y perverso. No parece tener límite y está dispuesto a llevar las cosas hasta el límite.

Ahora, amenaza con un desastre nuclear si no claudican en el mundo entero ante él. La pregunta es si merece la pena vivir bajo el yugo del miedo que Putin quiere colocar sobre la cerviz del mundo occidental.

Europa ha demostrado, una vez más, que no quiere saber nada de problemas. Con un gesto creemos resolver un problema profundo. Si algo se pudiera resolver congelando fondos al  dictador ruso Putin o dejando a Rusia fuera de Eurovisión sería maravilloso, pero no es así. Todos sabemos que no es así. Y todos intuimos que si volvemos a agachar la cabeza ante las amenazas nos veremos metidos en problemas pasados un tiempo.

Vuelvo a citar el poema escrito por el pastor luterano alemán Martin Niemöller (1892-1984). Cambien nazi por ruso y piensen sobre ello y sobre lo que merece la pena en esta vida. Y sobre lo que no te deja vivir a causa del remordimiento que causa.

«Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,

guardé silencio,

ya que no era comunista,

Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,

guardé silencio,

ya que no era socialdemócrata,

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,

no protesté,

ya que no era sindicalista,

Cuando vinieron a llevarse a los judíos,

no protesté,

ya que no era judío,

Cuando vinieron a buscarme,

no había nadie más que pudiera protestar».

 

Por GABRIEL RAMÍREZ

elcorreoweb.es

“La verdad no existe, existen sólo los hechos la verdad la imponen los grandes medios y el poder detrás de ellos en las sombra”

No recibo dinero de ningún gobierno ni tampoco de algún grupo económico, los artículos que ustedes leen son producto de libertad absoluta, donde trato de escribir sobre los hechos porque sólo estos nos harán libres


Donaciones RCENI
Hector Figuera

Hector Figuera

CEO Fundador del portal RCENI Radio Centroamérica Internacional Audiovisualista Temático Antropocentrico especializado en composición.