share on:
Comparte!
Con las vacunas, en lugar de traer alivio de restricciones, son aprovechadas por los gobiernos occidentales como nuevos pretextos para personalizar las restricciones a la libertad de los ciudadanos. Se pisotean derechos básicos, como decidir si se permite en el cuerpo propio la introducción de substancias de las cuales es legítimo desconfiar como son siempre las vacunas.

Se presiona a personas adultas y sanas y en plena capacidad mental para que se permitan una inyección de una supuesta vacuna contra el COVID, sin que la persona pueda elegir entre las varias que se dice haber inventado sino solamente la aprobada por el gobierno bajo cuya jurisdicción se encuentra la persona. Para colmo, las restricciones al libre desplazamiento entre países impiden la posibilidad de que una persona sana, libre de contagio pueda viajar al país donde se aplica la vacuna que le inspira menos temor.

 

Se inventan nuevas credenciales personales indispensables para poder desplazarse de un lugar a otro como Certificados obligatorios de vacunación. Esa tiranía por una simple gripe cuya tasa de mortalidad entre personas sanas es de apenas 1%. Con ese pretexto se ha impuesto el aislamiento de enteras comunidades de personas sanas. Por mera sospecha de posible contacto con algún contagiado, se aplica la instalación compulsoria de programas de espionaje (seguimiento) en los teléfonos móviles de personas sospechosas de haber tenido un contacto con alguien que haya dado positivo a las pruebas, muy discutibles, de contagio “asintomático” de Coronavirus.

Multas y prisión para quienes desobedezcan las Normas de la “Nueva Normalidad”. Brazaletes electrónicos de seguimiento. Con la llegada de las vacunas, las autoridades buscan ahora personalizar la persecución con restricción de la libertad de prensa de las opiniones que difieran de la versión oficial sobre la peligrosidad del COVID que ellas difunden o que critiquen las medidas sanitarias que ellas adopten o comenten negativamente los efectos de las vacunas de las empresas farmacéuticas ubicadas en países de la OTAN. Sobre la peligrosidad de las vacunas contra el COVID elaboradas en Rusia y China se puede difamar con toda libertad.

Por último, la Dictadura Sanitaria instalada en los países de la OTAN adoptó el rasgo más distintivo de las dictaduras militares: el Toque de queda con patrullaje policial y multas para los infractores.

La persecución personalizada de los negacionistas ha sido anunciada con sanciones y discriminación en el derecho a desplazarse o viajar de quienes se nieguen a dejarse vacunar con las vacunas aprobadas por los gobiernos de países de la OTAN (o por la UE, que son una misma cosa).

El Ministro de Sanidad del Gobierno Progresista de España, , anunció que se elaborarán listas de aquellos que rehúsen someterse a la vacunación con la cepa aprobada por su gobierno español. Los que figuren en esa lista sufrirán sanciones, como limitación en sus desplazamientos y acceso a lugares de aglomeración como espectáculos públicos.

No especificó el Ministro de Sanidad si los no vacunados deberán portar algún distintivo tal como hicieron los nazis obligando a que los judíos cosieran en su ropa una estrella de David amarilla; o si los no vacunados deberán caminar haciendo sonar una campanilla tal como obligaban a los leprosos en la Edad Media.

Los que seguimos de cerca la Economía Internacional y leemos informes de organismos económicos internacionales serios e imparciales como la OCDE en Paris o el ISB de Basilea, sabemos que para esta época (2020-2021) se esperaba una crisis económica universal de dimensión nunca vista.

Estos organismos la mencionan púdicamente como Crisis de la Deuda Financiera, lo cual es un eufemismo para decir Crisis del Dólar; porque el Dólar es una moneda fiduciaria sin otro respaldo que una promesa de pago. Esto es que el Dólar no es otra cosa en esencia que Deuda financiera; llámese Dinero virtual, Déficit Comercial, o Déficit Fiscal. La deuda financiera del US Dólar es muchas veces superior al Producto Mundial Bruto, por lo tanto, técnicamente impagable y está denominada en dólares.

En esa situación el dólar debe ser abandonado como referencia internacional de valor. Como quienes mandan en Estados Unidos creen tener la supremacía militar y esa gente es culturalmente adicta a la violencia y la agresión, es improbable que cedan sin combate el excesivo privilegio de pagar sus deudas con dinero falso (dinero sin fondos).

Por eso, sospecho que todo este montaje teatral, orquestado entre políticos occidentales y grandes medios occidentales, en torno al Coronavirus, tiene el objetivo de crear un terror sanitario en la población para que acepte una dictadura sanitaria que obligue la gente a someterse a una vacuna que modificará su comportamiento y su control durante el momento de la confrontación final entre la OTAN y sus adversarios.

  • Umberto Mazzei

alainet.org

Hola lectores necesito su apoyo tengo 4 años solo trabajando y financiando con la ayuda de mis hijos el portal ya no puedo más estoy obligado a cerrarlo ayúdenme para seguir cualquier monto aunque es muy bueno….seguir leyendo.
Donaciones RCENI
Hector Figuera

Hector Figuera

CEO Fundador del portal RCENI Radio Centroamérica Internacional Audiovisualista Temático Antropocentrico especializado en composición.