share on:
Comparte!
Un congreso sobre ovnis dio lugar al comienzo de un mito, el de la mujer que llegó de Venus.  Dolores Barrios se convirtió en leyenda y sacudió a Estados Unidos en la década del 50.

Entre todos los fenómenos que rodean a la supuestas visitas de extraterrestres al planeta tierra, una de los eventos más llamativos es lo sucedido en torno a una mujer, Dolores Barrios, que visitó con dos acompañantes una convención sobre ovnis en Estados Unidos durante 1954. Y luego desapareció sin dejar rastro.

Tras el incidente del caso Roswell, la mujer aseguraba haber llegado de Venus, para compartir información con la humanidad.

Según detallan los registros, todo ocurrió en 1954, en Monte Palomar, California. Los organizadores del evento eran ufólogos de la época, George Adamski, Truman Beturum y Daniel Fry, allí conversaban sobre los supuestos contactos «extraterrestres» que habían experimentado.

Dolores Barrios. La supuesta mujer que dijo llegar desde Venus.

Dolores Barrios

En la actualidad, el planeta Venus está cubierto de densas nubes con una temperatura superficial de más de 450 grados, suficiente para fundir el zinc, el plomo y la mayoría de los materiales orgánicos.

Se cree que Venus es el lugar más caliente del Sistema Solar, a excepción del propio Sol. Sin embargo, los estudios afirman que en su día pudo estar habitado. Y de hecho, de allí aseguraba provenir Dolores Barrios y sus acompañantes.

El caso de Dolores Barrios estableció el mito sobre venusinos que viven en la Tierra y se esconden los humanos. Eso fue lo que la mujer aseguró en agosto de 1954, en una hostería llamada en Skyline Lodge, en la localidad de Monte Palomar, en California, donde tuvo lugar la reunión sobre ovnis más «intrigante» de la historia.

Los principales organizadores de este evento fueron los populares ufólogos (especialistas en ovnis) George Adamski, Truman Beturum, y Daniel Fry. Los tres aseguraban que tenían sus propias historias de contacto con extraterrestres, todas sus teorías fueron muy discutidas por la prensa de la época, pero convocaban a muchos seguidores.

A la convención de ovnis en California asistieron cientos de personas, entre ellas supuestos contactados por aliens, agentes del FBI y diversos testigos de avistamientos de naves extraterrestres. 

El congreso ​de ovnis de 1954 donde se presentó Dolores Barrios

El primer día del congreso cada uno de los organizadores compartió su experiencia. George Adamski, que era bastante conocido por sus relatos sobre vínculos con humanoides provenientes del planeta Venus, aprovechó la situación para promocionar y vender sus libros publicados.

En su discurso en el congreso, Adamski dijo que los oriundos del planeta Venus se parecían mucho a los seres humanos. Según este especialista, los alienígenas habían penetrado profundamente en la Tierra y lograron camuflarse, como ciudadanos, en las grandes ciudades desarrolladas del planeta.

Adamski mostró una imagen pintada de un humanoide de Venus que resultó ser muy similar a los escandinavos.

Y dijo que brindaban información para mejorar la vida de los humanos. Cuando su auditorio estuvo sugestionado por los relatos, al final del primer día del congreso, a todos les llamó la atención la aparición de una extraña joven acompañada por otras dos personas.

La mujer Dolores Barrios se parecía mucho al retrato de la venusiana mostrado por Adamski, tenía el pelo rubio, unos grandes ojos oscuros que intimidaron a los presentes. Según otros testigos, había algo atípico en la estructura de su cráneo que a todos les llamó la atención.

Alguien se acercó a la chica y le hizo una pregunta directa: «¿ustedes son venusinos?».

Ella no lo negó y dijo que estaban allí porque «les interesaban especialmente los temas que se trataban en el Congreso».

También le preguntaron si los extraterrestres viajaron a la Tierra desde Venus y la respuesta de la mujer fue contundente: «Sí, la mayoría proviene de ese planeta «. Entonces, un periodista brasileño llamado Joao Martins, que llegó al congreso desde Río de Janeiro decidió dar un paso más y entrevistar a los tres desconocidos.

Durante la conversación, se enteró que la mujer se llamaba Dolores Barrios y afirmaba ser una diseñadora de moda de Nueva York. Los dos hombres eran sus amigos, Donald Moran y Bill Jackmart, que dijeron ser músicos residentes en Manhattan Beach, California.

A pesar de los nombres y de las profesiones que dio el trío, Martins sospechaba tanto de Dolores como de Moran y Jackmart.

También el periodista brasileño les preguntó si podía hacerles una foto, pero todos se negaron tajantemente. Incluso se enojaron mucho porque los llamaban, insistentemente, venusinos.

La misteriosa desaparición de Dolores Barrios en 1954

Al día siguiente, el periodista brasileño volvió a acercarse al trío de supuestos extraterrestres y les hizo varias fotos, algo que no les gustó. Después de la improvisada sesión de fotos, Dolores Barrios, y sus dos acompañantes, se marcharon en dirección al bosque que rodeaba la sede donde se desarrollaba el Congreso Ovni. A partir de ese momento, nadie más los vio.

Unos días después, en la misma zona, sucedió un hecho sorprendente: varias personas vieron un ovni despegando del bosque y perderse en el cielo. 

La publicación de la revista Cruzeiro que divulgó el reportaje a Dolores Barrios.

En octubre de 1954, toda la historia del congreso, los supuestos «venusinos» y su extraña huida fue publicada por Martins en el semanario brasileño «O Cruzeiro» que logró muy buenas ventas.

Al mismo tiempo, resultó que, por alguna razón, Martins fue el único que fotografió a estas tres extrañas personas en el congreso, aunque muchos de los que acudieron al congreso tenían cámaras. Y toda la versión fue cuestionada y el semanaria puso en juego su credibilidad.

Además, al organizador del Congreso, Adamski, no le gustó la difusión de esta historia ya que consideró que este trío acudió deliberadamente a su evento para «hacerse pasar por venusinos» y dañar su reputación como especialista en vida extraterrestre..

Sin embargo, durante años los investigadores de ovnis han intentado develar el la verdad sobre Dolores Barrios, pero ni en Nueva York, ni en California, ni en ningún otro estado de Estados Unidos lograron hallarlos. Un amigo del periodista Joao Martins dijo que la vio entrar en un cine de Río. Aunque la mayoría pensó que todo era un fraude, nunca se confirmó quién fue realmente esa mujer interesada en extraterrestres.

 

“La verdad no existe, existen sólo los hechos la verdad la imponen los grandes medios y el poder detrás de ellos en las sombra”

No recibo dinero de ningún gobierno ni tampoco de algún grupo económico, los artículos que ustedes leen son producto de libertad absoluta, donde trato de escribir sobre los hechos porque sólo estos nos harán libres


Donaciones RCENI
Hector Figuera

Hector Figuera

CEO Fundador del portal RCENI Radio Centroamérica Internacional Audiovisualista Temático Antropocentrico especializado en composición.