share on:
Comparte!
Durante unos días tensos en enero de este año, los astrónomos estaban siguiendo un objeto espacial que se estaba acercando peligrosamente hacia la Tierra y su trayectoria mostraba que impactaría contra nuestro planeta en 2023, cuando cambió misteriosamente de rumbo.

El asteroide 2022 AE1 estaba en dirección de impactar contra la Tierra el 4 de julio de 2023. Y los astrónomos predijeron daños reales en un área local.

El asteroide 2022 AE1 se movía tan rápido que no hubo tiempo suficiente para reaccionar y la Agencia Espacial Europea (ESA. Dijo que, de manera preocupante, la posibilidad de impacto parecía aumentar según los primeros siete días de seguimiento.

Las primeras observaciones fueron seguidas por una semana dramática ‘en la oscuridad’ cuando la Luna llena eclipsó al potencial impactador.

Cuando la Luna se alejó, el telescopio miró de nuevo, solo para descubrir que la posibilidad de impacto estaba disminuyendo drásticamente. Desde entonces, se ha confirmado que el asteroide 2022 AE1 no impactará en la Tierra y ha sido eliminado de la lista de riesgos de la ESA.

¿Entonces qué pasó?

El asteroide 2022 AE1 fue detectado el 6 de enero y, un día después, el sistema automatizado de determinación de la órbita de asteroides (AstOD) lo marcó para un posible impacto futuro. Este sistema calcula automáticamente las órbitas a partir de los datos de observación de asteroides proporcionados por telescopios y observatorios de todo el mundo.

Los astrónomos confían en la Escala de Palermo que categoriza y prioriza el riesgo de impacto de los objetos cercanos a la Tierra (NEO).

“En enero de este año, nos dimos cuenta de un asteroide con el rango más alto en la escala de Palermo que hemos visto en más de una década, alcanzando -1.5”. Explicó Marco Micheli, astrónomo de la ESA. “En mis casi diez años en la ESA, nunca había visto un objeto tan peligroso. Fue emocionante rastrear  el  asteroide 2022 AE1 y refinar su trayectoria hasta que tuviéramos suficientes datos para decir con certeza que este asteroide no impactará.”

Los astrónomos dijeron que varios asteroides que en ocasiones parecen peligrosos durante las observaciones iniciales, pasan a ser completamente seguros.

“Como suele ser el caso, la superposición con la Tierra permanece incluso mientras el corredor de riesgo se vuelve más pequeño debido a las observaciones adicionales y, por lo tanto, el riesgo parece aumentar”, explicó la ESA en un comunicado. “La mayoría de las veces, a medida que la zona de peligro se estrecha, el pequeño corredor potencial se aleja de la Tierra y el riesgo cae repentinamente.”

Laura Faggioli, una especialista en dinámica de objetos cercanos a la Tierra, dijo que si la trayectoria en el asteroide 2022 AE1 hubiera permanecido incierta, habrían usado todos los medios posibles para seguir observándolo con los telescopios más grandes que tenemos. Los astrónomos ahora predicen que el asteroide 2022 AE1 tendrá un paso seguro con la Tierra a una distancia de unos diez millones de kilómetros, casi 20 veces la distancia de la Luna.

Intervención OVNI

Sin embargo, el hecho mismo de un cambio tan brusco en la trayectoria del asteroide sigue siendo extraño. Qué o quién lo influyó sigue siendo un misterio. Pero hay quien cree que podría haber habido algún tipo de intervención, muy posiblemente extraterrestre.

Para entender esta teoría tenemos que retroceder en el tiempo, más concretamente al 15 de febrero de 2013, cuando un asteroide explotó sobre la ciudad rusa de Cheliábinsk, lo que resultó en daños en las infraestructuras y cerca de 1.500 personas heridas, varios de ellos graves.

Un video publicado en las redes sociales mostraba que el asteroide fue explosionado por algún tipo de ovni, evitando así una catástrofe mucho peor. En las imágenes se podía apreciar un pequeño objeto que impacta contra la roca espacial en su trayectoria, a pesar de que el gobierno ruso confirmó que no utilizó ningún tipo de arma.

También hay otra posibilidad completamente diferente a la intervención extraterrestre. Hay quien piensa que la ESA no nos está diciendo toda la verdad, y nos ocultan el hecho de que realmente el asteroide 2022 AE1 se dirige directamente hacia la Tierra e impactará en un punto determinado, sin que no podamos hacer nada.

El objetivo sería evitar el pánico en unos momentos en que nos encontramos combatiendo una pandemia y estamos a las puertas de la Tercera Guerra Mundial y una guerra nuclear.

“La verdad no existe, existen sólo los hechos la verdad la imponen los grandes medios y el poder detrás de ellos en las sombra”

No recibo dinero de ningún gobierno ni tampoco de algún grupo económico, los artículos que ustedes leen son producto de libertad absoluta, donde trato de escribir sobre los hechos porque sólo estos nos harán libres


Donaciones RCENI
Hector Figuera

Hector Figuera

CEO Fundador del portal RCENI Radio Centroamérica Internacional Audiovisualista Temático Antropocentrico especializado en composición.