share on:
Comparte!
¿Cuál fue el momento exacto en que la humanidad nació y se transformó en lo que conocemos?

Uno de los hallazgos arqueológicos sumerios más importantes, el Libro perdido de Enki podría tener la respuesta.

Según los historiadores, estos textos son anteriores al Torá, la Biblia y el Corán y su datación es de, al menos, 5.000 años. La investigación arqueológica sugiere que los libros de las religiones actuales contienen versiones resumidas o abreviadas de los registros sumerios. Incluyendo el Libro perdido de Enki.

El Libro perdido de Enki: primera tablilla

La primera tablilla habla sobre el planeta natal Anunnaki, llamado Nibiru. Este se ubicaba en el Sistema Solar y se menciona cómo su atmósfera comenzaba a debilitarse, provocando graves cambios climáticos.

Por esa razón, debían hacerse de oro para restaurarla. Sin embargo, Nibiru no contaba con las reservas necesarias del valioso mineral. Mientras esto ocurría, una disputa comenzaba a llevarse a cabo por la sucesión real entre Anu y Alalu. Alalu huye del planeta en una nave espacial de propulsión nuclear y su destino termina siendo la Tierra.

¿Por qué la Tierra?

Pues, según las investigaciones y el conocimiento cosmológico de los Anunnaki, este planeta debía tener el oro necesario para restaurar la atmósfera de Nibiru. La llegada a la Tierra y la extracción del oro

Segunda tabla  en el Libro perdido de Enki

Describe la llegada a la Tierra, una vez en ella, descubre que el planeta realmente tiene las reservas de oro necesaria, por lo que crea un plan para reclamar el trono de Nibiru. Por esa razón, transmite la noticia al Consejo Real.

Tercera tabla

Menciona como el Consejo Real envía una misión de verificación. Entre los candidatos para liderarla se encuentran Enki y Enlil, los hijos de Anu. Al final, Enki es elegido como líder. Al llegar, se encuentran con Alalu y establecen una base de control central en Eridu, la cual se completa en 6 días. Al séptimo día, Enki decide tomar ese día para descansar antes de comenzar la extracción del oro.

La cuarta tablilla en  el Libro perdido de Enki

Habla sobre las pruebas del oro en la atmósfera y como estas tienen éxito. Sin embargo, las cantidades necesarias son inmensas. Por esta razón, el Consejo Real decide enviar más misiones con equipos adicionales a la Tierra.

Enki descubre otras reservas de oro en Eabzu, en África del Sur. Por lo que es enviado para dirigir una nueva misión ahí y Enlil queda a cargo de la base de control original.

enki – MUNDO OCULTO – Misterios, Ciencia y Universo

El nacimiento de la humanidad: La quinta tablilla

El Consejo Real decide enviar a la Princesa Ninmah como apoyo en la Tierra junto a un gran grupo de ayudantes. Estas traen semillas consigo y comienzan a cultivar plantas. Ninmah se une a Enki en Eabzu, engendrando varias hijas. La esposa de Enki, Ninki, eventualmente llega a la Tierra junto a su hijo Marduk, formando los Clanes Anunnaki en la Tierra, mientras Enki y Enlil engendran más hijos.

A pesar de que la raza se reproduce en la Tierra, los Anunnaki encuentran demasiado agotador el trabajo minero, rebelándose contra Enki y Enlil (la rebelión de los Igigi).

Es por esta razón que se decide que el trabajo pesado en la minería se haría con trabajadores primitivos creados artificialmente a través de la ingeniería genética.

La Sexta Tabla  en el Libro perdido de Enki y la creación de la civilización

Para esto, Enki revela que en Eabzu, existe un ser muy primitivo y salvaje similar a los Anunnaki. Asegura que combinando su ADN con el de los suyos, se podría mejorar para crear un trabajador inteligente.

Enlil y los otros líderes se oponen a esta idea y aseguran que no estaba permitido, pues dicha labor solo pertenece al Verdadero Creador.

Sin embargo, la presión por extraer el oro y la persuasión de Ninmah hacen que los líderes finalmente acepten el consejo de Enki. Así se autorizó el experimento genético.

Gracias a la ingeniería genética y después de muchos fallos, se consiguió crear al modelo perfecto, el cual era conocido como «Adamu». También se creó una versión femenina llamada «Ti-Amat», consiguiendo que estos crearan descendencia.

Sin embargo, estos no fueron planeados para la procreación y fue Enki quien, en un acto de voluntad propia, los dotó de tal facultad. Al enterarse de esto, Enlil expulsa tanto a Adamu como a Ti-Amat de Eridu y son enviados a Eabzu. La Séptima tabla habla sobre la proliferación de la humanidad y sus trabajos como sirvientes en las minas.

Los Anunnaki también tienen descendencia en la Tierra, provocando cruces entre ambas razas.

Enki tuvo relaciones con dos mujeres de la Tierra, engendrando un hijo llamado Adapa y a una hija llamada Titi. Es de esta manera que nacen los primeros hombres civilizados.

Obviamente, estos textos en  el Libro perdido de Enki revelan una verdad única que confirmaría la hipótesis de los antiguos astronautas. Sin embargo, la arqueología tradicional ortodoxa no la toma en cuenta y lo cataloga como una simple leyenda o mitología…

 

 

Puede leer aquí al artículo original de codigooculto.com

“La verdad no existe, existen sólo los hechos la verdad la imponen los grandes medios y el poder detrás de ellos en las sombra”

No recibo dinero de ningún gobierno ni tampoco de algún grupo económico, los artículos que ustedes leen son producto de libertad absoluta, donde trato de escribir sobre los hechos porque sólo estos nos harán libres


Donaciones RCENI
Hector Figuera

Hector Figuera

CEO Fundador del portal RCENI Radio Centroamérica Internacional Audiovisualista Temático Antropocentrico especializado en composición.