share on:
Comparte!
La NASA acaba de cerrar el contrato para la construcción del primer módulo de la estación espacial lunar que es la base orbital desde que la colonizará la Luna y llegará a Marte

NASA acaba de anunciar el inicio del proyecto internacional de estación espacial lunar con la firma del primer contrato para la construcción de HALO, el módulo central de la Lunar Gateway

Según Kathy Lueders, la administradora asociada para las operaciones de exploración tripuladas de la NASA, “esto es una gran paso para [la misión lunar] Artemis no sólo para la NASA sino para todo el equipo de socios comerciales e internacionales”.

Contrato ya firmado

El contrato firmado con la compañía aerospacial Northrop Grumman, que asciende a 935 millones de dólares, hace por fin tangible los planes de la NASA para poner una estación espacial en órbita lunar en noviembre de 2024. Ése es el mes programado para lanzar este primer módulo a bordo de un cohete Falcon Heavy de la compañía de Elon Musk, SpaceX.

Lueders afirma que la estación espacial lunar ofrecerá un acceso a la Luna sin precedentes y “simboliza la expansión de nuestras alianzas hacia el espacio profundo”. Según el Dr. Jon Olansen — el director del proyecto HALO en la NASA — esto pone la última pieza necesaria para el lanzamiento y operación de la Lunar Gateway.

HALO — que significa Habitation and Logistics Outpost o avanzada habitacional y logística — estará conectada al módulo PPE, el sistema de propulsión por motor de iones que, según la NASA, será “la propulsión eléctrica más potente que jamás haya volado” en la historia de la exploración espacial.

Cuenta atrás hacia el espacio profundo

Northrop Grumman se encargará de integrar el módulo HALO con el PPE — que está siendo construido por Maxar Technologies — así como la preparación de todo el conjunto para su lanzamiento y el soporte de las operaciones de puesta en marcha.

Después, la estación espacial lunar añadirá otros dos módulos. El ESPRIT, de la agencia espacial europea, servirá para abastecer de combustible a las naves que atraquen con HALO y realizar otras labores logísticas. La agencia espacial japonesa (JAXA) y la canadiense (CSA) colaborarán con la ESA y la NASA en un módulo habitacional internacional (I-HAB). En total, contando con puertos de atraque y los paneles solares, la masa total de la Lunar Gateway será de unas 40 toneladas.

La idea es que esta estación actúe de intercambiador entre la Tierra y la Luna y Marte.

Las naves espaciales Orion — de la misión Artemis — llegarán al Lunar Gateway y atracarán en el módulo HALO. Después, realizarán el transbordo a la nave que les llevará a la superficie lunar o a Marte. Supuestamente, esta nave será una versión especial del Starship de Elon Musk especialmente preparada para realizar trayectos de ida y vuelta entre la Lunar Gateway y la superficie selenita.

Muchos expertos — incluyendo Buzz Aldrin, segundo hombre en la luna e ingeniero por el MIT en sistemas orbitales — piensan que utilizar estaciones intermedias es necesario para la colonización del sistema solar. Otros, como Elon Musk, creen que el viaje directo con naves reutilizables es el camino. En teoría, los SpaceX Starship no requerirán de ninguna estación intermedia, pero está por ver cuál de las dos ideas es la correcta o la más eficiente.

Aparte de servir de muelle de atraque para las naves que vengan y vayan a la Tierra así como las que partan de la Lunar Gateway hacia la Luna, el planeta rojo y otros cuerpos dentro del sistema solar, los astronautas americanos, europeos y japoneses que lleguen a la estación espacial lunar también usarán HALO como cuartel general y lugar de investigación científica.

Carrera contra chinos y rusos

Parece que todo va según lo programado para conseguir tener la nueva estación lista para la primera misión tripulada a la Luna: Artemis III. Será la segunda tripulada de una nave Orión y pondrá dos astronautas norteamericanos de nuevo en nuestro satélite mientras que otros dos tripulantes se quedarán en el módulo HALO. Los astronautas en la luna realizarán experimentos y tomarán muestras de hielo durante seis días y medio.

Estos experimentos servirán para establecer una base lunar permanente en la superficie para que la que todavía no hay fecha definitiva.

Mientras, rusos y chinos han enseñado ya los dientes a la NASA y Elon Musk, anunciando un ambicioso plan que en teoría comenzará el año que viene con el lanzamiento de modestas misiones robot y terminará el año 2035, año en el que planean poner los primeros cosmonautas y taikonautas en su base lunar permanente.

Por ahora, sin embargo, la NASA parece estar a la cabeza de esta nueva carrera espacial para colonizar el sistema solar. Mientras que la alianza chino-rusa sólo cuenta con un vídeo y un plan sin fundamentos concretos y un montón de tecnología todavía por desarrollar, la NASA ha comenzado su cuenta atrás después de múltiples pruebas y diseños. Sólo habrá que esperar tres años más para ver si el reloj de lanzamiento llega a cero y la humanidad pueda tener su primera estación espacial lunar fuera de la órbita terrestre.

elconfidencial.com

SEO RCEni

Hola lectores necesito su apoyo tengo 4 años solo trabajando y financiando con la ayuda de mis hijos el portal ya no puedo más estoy obligado a cerrarlo ayúdenme para seguir cualquier monto aunque es muy bueno….seguir leyendo.
Donaciones RCENI
Hector Figuera

Hector Figuera

CEO Fundador del portal RCENI Radio Centroamérica Internacional Audiovisualista Temático Antropocentrico especializado en composición.