share on:
Comparte!
Los cambios en la evolución humana incluyen una mayor prevalencia de arteria adicional en el antebrazo y cambios en la forma de la cara a medida que las mandíbulas se vuelven menos poderosas.

La evolución humana no se detiene y en los últimos siglos nuestro cuerpo. Ha sufrido varios cambios que permiten afirmar que estamos experimentando una ‘microevolución’ . Recoge Independent con referencia a la doctora en anatomía Teghan Lucas, de la Universidad Flinders de Adelaida (Australia).

En particular, cada vez más niños nacen sin muelas del juicio. Un fenómeno que se debe a que las caras de los humanos son cada vez más cortas. Lo que a su vez es resultado de una dieta basada en alimentos procesados, opina la investigadora.

«Esto está sucediendo con el tiempo, ya que hemos aprendido a utilizar más el fuego y a procesar los alimentos. Mucha gente está naciendo sin muelas del juicio» como parte de la evolución humana. Indica Lucas, que forma parte de un grupo de médicos que examina la evolución reciente de los humanos.

Pero los recientes cambios en la evolución humana no se limitan a la forma de la cara. En un estudio publicado en el último número de la revista Journal of Anatomy. El equipo muestra que en poco más de un siglo se ha triplicado la incidencia de la llamada arteria mediana, una arteria ocasional del antebrazo, que se forma en el útero y generalmente desaparece durante el período de gestación.

Aparte de los cambios mencionados, en los últimos 200-300 años ha aumentado también el número de personas con huesos adicionales en manos y piernas, además de conexiones anormales de huesos en los pies.

«Desde el siglo XVIII, los anatomistas han estado estudiando la prevalencia de esta arteria en adultos y nuestro estudio muestra que está aumentando claramente», dijo el Dr. Lucas.

Estudio comparativo

«La prevalencia fue de alrededor del 10 por ciento en las personas nacidas a mediados de la década de 1880 en comparación con el 30 por ciento en los nacidos a fines del siglo XX, por lo que es un aumento significativo en un período de tiempo bastante corto, en lo que respecta a la evolución».

«Este aumento podría haber resultado de mutaciones de genes involucrados en el desarrollo de la arteria mediana o problemas de salud en las madres durante el embarazo, o ambos en realidad». Y son parte de la evolución humana.

Añadió: «Si esta tendencia continúa, la mayoría de las personas tendrán una arteria mediana del antebrazo para el 2100».

La Sra. Lucas dijo que el estudio demuestra que los seres humanos están evolucionando a un ritmo más rápido que en cualquier momento de los últimos 250 años.

«Los cambios en las presiones de selección natural que actúan sobre estas características anatómicas específicas de la evolución humana podrían haber causado estos procesos microevolutivos», suponen los autores del estudio.

Hola lectores necesito su apoyo tengo 4 años solo trabajando y financiando con la ayuda de mis hijos el portal ya no puedo más estoy obligado a cerrarlo ayúdenme para seguir cualquier monto aunque es muy bueno….seguir leyendo.
Donaciones RCENI
Hector Figuera

Hector Figuera

CEO Fundador del portal RCENI Radio Centroamérica Internacional Audiovisualista Temático Antropocentrico especializado en composición.