share on:
Comparte!
El fascismo es una ideología, un movimiento político y un tipo de Estado​ de carácter totalitario, antidemocrático y ultranacionalista. El término «fascismo» proviene del italiano fascio (‘haz, fasces’), y este a su vez del latín fascēs (plural de fascis), que alude a los signos de la autoridad de los magistrados romanos.

Entre los rasgos del fascismo se encuentra la exaltación de valores como la patria o la raza para mantener permanentemente movilizadas a las masas, lo que llevó con frecuencia a la opresión de minorías.

Ademas el fascismo fue un movimiento político y social de carácter nacionalista y totalitario surgido en Italia en 1919, luego de la finalización de la Primera Guerra Mundial. Su creador fue Benito Mussolini, quien gobernó el Estado italiano desde 1922 hasta 1945.

Desde Italia, el fascismo se difundió rápidamente a otros países de la Europa de entreguerras, entre ellos Alemania, Rumania, Bulgaria, Portugal y España. La Alemania nazi gobernada por Adolfo Hitler (1933-1945) llevó el fascismo a sus últimas consecuencias, obteniendo el apoyo de gran parte de la sociedad a la guerra, la discriminación y el racismo.

El fascismo se basó en una ideología de extrema derecha que rechazaba tanto la democracia liberal de competencia de partidos, como los regímenes socialistas de partido único, basados en el marxismo leninismo.

Sus métodos de gobierno totalitarios incluyeron el culto a la personalidad del líder, la persecución de los dirigentes opositores y la discriminación de las minorías.

Luego de la finalización de la Segunda Guerra Mundial, el fascismo perdió popularidad y se transformó en un movimiento político minoritario. En ese contexto, el término fascismo comenzó a ser usado de manera peyorativa para calificar a actitudes autoritarias, racistas y discriminatorias.

En la actualidad, diversos partidos de extrema derecha de Europa pretenden revitalizar el fascismo para llegar al poder.

Características del fascismo

Las principales características del fascismo fueron las siguientes:

  • Concentró todos los resortes del Estado en un líder supremo, que exigía obediencia absoluta a sus subordinados. A este líder o conductor (llamado Duceen Italia, Führer en Alemania, Conducator en Rumania) se lo consideraba infalible, por lo que nadie podía cuestionar sus decisiones.
  • Rechazó el sistema democráticoal proclamar al partido oficial como el único habilitado para actuar legalmente en la vida política y ocupar los cargos del Estado. Esta pretensión de que un único partido representara los intereses de toda la sociedad hizo del fascismo un movimiento totalitario.
  • Persiguió y reprimió a los opositores, que debieron exiliarse para no ser encarcelados o asesinados.
  • Promovió políticas expansionistas, que impulsaron la conquista de territorios vecinos en busca de un espacio vital que asegurara la provisión de las materias primas necesarias para el desarrollo económico.
  • Realzó el rol de las fuerzas armadas, que debían estar preparadas para defender los ideales del Estado y luchar tanto contra los enemigos internos como externos.
  • Se basó en una ideología que exaltaba laidea corporativista frente a la de individuo o intereses de clase. Fomentaba ideales racistas que promovían la discriminación y persecución de los grupos que amenazaran la idea de una nación unida.
  • Manipuló los medios de comunicaciónpara obtener el apoyo popular. Las propagandas en cine, radio, diarios y televisión jugaron un rol fundamental en la estrategia del fascismo para crear una ideología que mantuviera aglutinado al pueblo en torno a ciertos objetivos, como recuperar territorios perdidos en el pasado, detener la expansión del comunismo, o expandir el territorio nacional.
  • Controló la educación para que exaltara las ideas de patria, nación y la ideología fascista.
Origen del fascismo

Luego de la finalización de la Primera Guerra Mundial, las expectativas que tenían los italianos de extender su territorio quedaron frustradas por el Tratado de Saint-Germain-en-Laye, que estableció el desmembramiento del Imperio austrohúngaro.

La primera reacción nacionalista fue la del poeta Gabriele D’Annunzio, que encabezó una aventura militar que culminó en la ocupación de la ciudad croata de Fiume, en la que estableció un Estado libre.

Mientras tanto, el 23 de marzo de 1919, Benito Mussolini fundaba la agrupación «Fasci italiani di combattimento» (Liga italiana de combatientes), que cobró visibilidad por su participación en luchas callejeras contra huelguistas y comunistas, vistiendo camisas negras y usando correajes militares.

El temor de las clases medias a que se produjera en Italia una conmoción social similar a la Revolución rusa fue uno de los factores que favoreció el ascenso de los fascistas, ya que fueron vistos como la mejor arma para impedir la extensión del comunismo obrero.

El 7 de abril de 1921 Mussolini transformó su agrupación en un partido político, al fundar el Partido Nacional Fascista (PNF), que se caracterizó por su oposición tanto al liberalismo como al socialismo.

En 1922, los fascistas protagonizaron la Marcha sobre Roma, tras la cual el rey Víctor Manuel III decidió entregar el poder a Mussolini.

Tras el secuestro y asesinato del diputado socialista Giacomo Matteotti, en 1924, Mussolini comenzó a darle forma a un régimen político nacionalista y autoritario, que fue tomado como modelo por otros dirigentes políticos de la Europa de entreguerras.

Ideología del fascismo

El fascismo se basa en la idea de un régimen totalitario y nacionalista, sin la necesidad de construir una democracia para la toma de decisiones y ejecución de las leyes.

La ideología fascista hace énfasis en el fanatismo de las ideas patriasracistas y de un único líder. Sus preceptos no son discutibles y por ello son de carácter obligatorio, es decir que no existe posibilidad de contradicción.

Por otro lado, destaca la subordinación de los individuos ante el Estado y no emplea división de poderes ni controles sobre los gobernantes. Luego, utiliza los medios de comunicación para el beneficio propio, controla la educación, cuenta con fuerzas militares y el uso de la violencia para controlar a las masas y no acepta la opinión de las minorías ni de partidos opositores.

Además, el fascismo es un movimiento de carácter imperialista y con políticas expansionistas, por lo que participa en guerras, conflictos internacionales políticos y económicos, siempre aplicando el uso de la violencia armada

Relación con el capitalismo y el socialismo

Según la doctrina tercerposicionista, el fascismo no es de izquierda ni de derecha, ni capitalista ni comunista, ya que el fascismo sería una idea totalmente original; sin embargo en la práctica más que una idea original sería una fusión sincrética de varias ideas políticas —proyectos, discursos, etc.— aglutinadas siempre bajo el nacionalismo unitario y el autoritarismo centralista.​

Una de las razones de considerar usualmente al fascismo como un movimiento de derecha política suele ser la alianza estratégica del fascismo con los intereses de las clases económicas más poderosas, junto a su defensa de valores tradicionales como el patriotismo o la religiosidad, para preservar el statu quo. Una vez alcanzado el poder, la plutocracia cooperó decididamente con el fascismo en sus diversas versiones.

El fascismo operaba desde un punto de vista darwinista social de las relaciones humanas ideas cercanas al liberalismo económico. Su objetivo era promover a individuos superior y eliminar a los débiles

 

Fuentes consultadas enciclopediadehistoria.com y Wikipedia

SEO RCENI

Hola lectores necesito su apoyo tengo 4 años solo trabajando y financiando con la ayuda de mis hijos el portal ya no puedo más estoy obligado a cerrarlo ayúdenme para seguir cualquier monto aunque es muy bueno….seguir leyendo.
Donaciones RCENI
Hector Figuera

Hector Figuera

CEO Fundador del portal RCENI Radio Centroamérica Internacional Audiovisualista Temático Antropocentrico especializado en composición.