share on:
Comparte!
Los científicos estimaron que el plasma se movió a unos 612.000 km/h y demoró cerca de tres horas en completar su enorme recorrido por la superficie del astro.

La sonda Solar Orbiter —perteneciente a la misión espacial conjunta entre la Agencia Espacial Europea y la NASA— detectó el pasado 5 de septiembre un flujo de plasma serpenteando a través de la atmósfera del Sol, un fenómeno al que denominaron ‘serpiente solar’.

Los científicos revelaron que se trata de un tubo de plasma frío suspendido por campos magnéticos en el plasma circundante más caliente de la atmósfera del Sol. La observación de esta serpiente de gases fue precursora de una erupción mucho más grande, comunicaron este lunes.

Los expertos explicaron que los átomos supercalentados en el flujo de plasma (a más de un millón de grados centígrados) comienzan a perder electrones y se cargan eléctricamente.

Esto hace que el plasma sea susceptible a los campos magnéticos, de manera que este serpentea durante su largo camino por el campo magnético que se extiende de un extremo a otro del Sol.

Los científicos estimaron que el plasma se movió a unos 612.000 km/h y demoró cerca de tres horas en completar su enorme recorrido por la superficie solar. La película se construyó a partir de imágenes del Extreme Ultraviolet Imager a bordo de la Solar Orbiter.

«El flujo de plasma fluye de un lado a otro, pero el campo magnético está realmente retorcido.

Así que tenemos este cambio de dirección porque estamos mirando hacia abajo en una estructura retorcida», dice David Long, del Laboratorio de Ciencias Espaciales Mullard, en el Reino Unido, quien dirige la investigación del fenómeno.

El flujo de plasma dio paso a una enorme erupción solar, registrada como uno de los eventos de partículas energéticas solares más intensos detectados hasta ahora por instrumentos de la Solar Orbiter, una enorme eyección de masa coronal que expulsó miles de millones de toneladas de plasma al espacio. «Es una muy buena combinación de conjuntos de datos que solo obtenemos de la Solar Orbiter», comentó Long.

Los estudios desarrollados permitirán una mejor comprensión de la actividad solar y la forma en que crea el ‘clima espacial’, que tanto afecta a las tecnologías espaciales y terrestres.

“La verdad no existe, existen sólo los hechos la verdad la imponen los grandes medios y el poder detrás de ellos en las sombra”

No recibo dinero de ningún gobierno ni tampoco de algún grupo económico, los artículos que ustedes leen son producto de libertad absoluta, donde trato de escribir sobre los hechos porque sólo estos nos harán libres


Donaciones RCENI
Hector Figuera

Hector Figuera

CEO Fundador del portal RCENI Radio Centroamérica Internacional Audiovisualista Temático Antropocentrico especializado en composición.