share on:
Comparte!
El piloto británico de Fórmula 1 Lewis Hamilton se impuso este domingo en el Gran Premio de Turquía, logrando su séptimo Campeonato del Mundo de Pilotos de Fórmula 1.

Con este triunfo Lewis Hamilton iguala el récord legendario de Michael Schumacher, quien ganó su séptimo título en el Gran Premio de Bélgica en 2004.

Nacido el 7 de enero en Stevenage (Hertfordshire), Hamilton había batido el récord de ‘poles’ de Schumacher (68) hace tres años, en Monza (Italia). Mejoró el de victorias (91) el último fin de semana de octubre en Portimao (Portugal). Antes, en Montemeló (Barcelona) había batido el de podios (155). Y este domingo igualó, al exhibirse en mojado, con otra victoria la última gran plusmarca que detentaba el ‘Kaiser’: nadie supera ya sus siete Mundiales

El astro británico se llama Lewis Carl en honor a Carl Lewis, el gran velocista del siglo pasado. Y no es casualidad, pues, que mejore sus propios registros con rapidez, a bordo del triunfal Mercedes, quizás la nave más poderosa de la historia de la F1.

Con la que este domingo certificó la consecución del sexto de los últimos siete campeonatos. Seis coronas que, añadidas a la de 2008 con McLaren, lo convierten en heptacampeón del mundo. Igualando a Schumacher, que ganó los dos primeros (1994-95) con Benetton, antes de encadenar la racha triunfal de cinco (2000-2004) con Ferrari.

De Hamilton ya se ha escrito todo hace tiempo.

De los complicados que fueron sus inicios; y de la importancia que tuvo en su carrera, pero también en la configuración de su carácter, su padre, Anthony -separado de su madre, Carmen, cuando el niño contaba dos años-. Cuando aún no se había acuñado el término ‘bullying’, fue él lo apuntó a clases de kárate, como defensa del acoso escolar.

Su primera corona llegó en 2008, con McLaren: de raza negra, Hamilton se había convertido en el Tiger Woods de la F1, deporte que, al igual que el golf, mueve gigantescas cantidades de dinero.

Entonces afirmaba que llevaba a McLaren «en la sangre», pero la escudería de Woking tenía apellido, el de su motorista, Mercedes; y tras firmar con la escudería de Brackley, fichaje en el que jugó un papel decisivo el austriaco Niki Lauda -triple campeón mundial, fallecido el año pasado- el astro inglés está redactando con ese equipo las páginas más brillantes de su sobresaliente carrera.

Ese fichaje fue cuestionado por quienes estaban totalmente equivocados: Hamilton ganó el Mundial un año después, en Abu Dabi, y defendió corona en 2015, de nuevo en la capital de Emiratos Árabes.

Tras ceder el de 2016 a su entonces compañero y ‘enemigo íntimo’ alemán Nico Rosberg, celebró los de 2017 y 2018 en México -donde igualó los cinco títulos de Juan Manuel Fangio, el gran campeón de los años 50- y el del año pasado en Estados Unidos, donde mejoró el registro del astro argentino.

Hamilton alcanza la eternidad deportiva el año en el que ha mostrado su perfil más reivindicativo, a bordo de su dominante ‘flecha de plata’, de negro este curso: en contra del racismo.

 

Hola lectores necesito su apoyo tengo 4 años solo trabajando y financiando con la ayuda de mis hijos el portal ya no puedo más estoy obligado a cerrarlo ayúdenme para seguir cualquier monto aunque es muy bueno….seguir leyendo.
Donaciones RCENI
Hector Figuera

Hector Figuera

CEO Fundador del portal RCENI Radio Centroamérica Internacional Audiovisualista Temático Antropocentrico especializado en composición.