share on:
Comparte!
Variables indicadores de la salud económica apuntan a una severa recesión que afectará pronto a la economía estadounidense y mundial. ¿Qué podría significar esto para los inversores en criptomonedas?

Michael J. Burry, el gurú de las finanzas que fue retratado en la película «The Big Short» (La gran apuesta), es conocido por predecir las crisis. Por ejemplo, su fondo de inversión ganó miles de millones con la crisis inmobiliaria de 2008, y Burry liquidó casi toda su cartera de inversiones durante el segundo trimestre de 2022.

Dado que nadie parece saber si los mercados tradicionales rebotarán antes de entrar en un nuevo entorno recesivo, podría ser un buen momento para considerar la posibilidad de invertir en criptomonedas. A continuación se muestran algunos ejemplos sobre cómo los inversores experimentados a veces se pierden repuntes increíbles.

En mayo de 2017, Michael J. Burry dijo que la gente debería esperar un «colapso financiero global» y la Tercera Guerra Mundial. En cambio, el S&P 500 se revalorizó un 20% en los 9 meses siguientes. Un par de años después, el índice alcanzó su máximo en diciembre de 2021, a un nivel que estaba más del 100% por encima del precio de entrada en corto sugerido por Burry.

En diciembre de 2020, Michael J. Burry dijo que el precio de las acciones de Tesla era «ridículo» como parte de su justificación para abrir su posición corta.

En los 35 días que siguieron a ese comentario se produjo un repunte del 47% y las acciones de Tesla alcanzaron su máximo 10 meses después tras una ganancia total del 105% desde el precio supuestamente «ridículo» de Tesla.

Los indicadores apuntan a una gran recesión, pero se desconoce cuándo exactamente

Sin equivocarse, los traders no deben desestimar el hecho de que el índice del dólar estadounidense ha subido con fuerza frente a otras importantes divisas mundiales hasta alcanzar su nivel más alto en 20 años. Esto demuestra que los inversores están buscando desesperadamente refugio en las posiciones de efectivo, saliendo de los mercados de valores, las divisas y la deuda corporativa.

Además, la diferencia entre los bonos del Tesoro estadounidense a 2 y 10 años se amplió hasta un récord de -0.57% el 22 de septiembre. Normalmente, cuando los bonos del Estado a más corto plazo tienen un mayor rendimiento que los bonos a largo plazo -una curva de rendimiento invertida- se interpreta como una mayor señal de recesión.

Para aumentar la preocupación, el 22 de septiembre la Reserva Federal de EE.UU. informó de un máximo histórico de USD 2.36 billones en acuerdos de recompra inversa a un día.

En un «repo inverso», los participantes en el mercado prestan dinero en efectivo a la FED a cambio de bonos del Tesoro estadounidense y valores respaldados por agencias. El exceso de efectivo en los balances de los inversores indica una falta de confianza en el riesgo crediticio de las contrapartes, lo cual es un indicador bajista.

Después de exponer los tres indicadores macroeconómicos críticos que han alcanzado niveles no vistos en más de 2 décadas, quedan dos preguntas importantes. En primer lugar, ¿cuál es la relación de Bitcoin (BTC) y Ether (ETH) con los mercados tradicionales? Y lo que es más importante, ¿qué impacto deben esperar los inversores si el S&P 500 cae un 20% y el mercado inmobiliario se desploma?

Independientemente de que una persona pague sus facturas utilizando criptomonedas, los precios de la energía, los alimentos y los servicios sanitarios dependen en gran medida del dólar estadounidense. Las transacciones internacionales de productos básicos se cotizan en su mayoría en dólares, incluyendo las importaciones, las exportaciones y el comercio en sí. Así que incluso si uno paga sus gastos usando Bitcoin, lo más probable es que en algún momento este valor se convierta en dinero fiduciario.

El coste del préstamo en dólares repercute en múltiples economías

La principal consecuencia de la falta de un comercio circular eficaz que utilice exclusivamente criptomonedas es que la vida de todos depende de la fortaleza del dólar y del coste de los préstamos. A menos que uno viva en una cueva, aislado en una tierra autosuficiente, o en alguna isla comunista, cuando los inversores atesoran efectivo y los tipos de interés se disparan, todos los mercados se ven afectados.

En cuanto a un eventual colapso del mercado inmobiliario o un nuevo desplome del 20% en los mercados de valores, la verdad es que su impacto en Bitcoin y Ether es imposible de predecir.

Por un lado, está la presión de los tenedores que se apresuran a reducir su exposición y asegurar una posición de efectivo para un eventual mercado bajista más largo de lo estimado. Por otro lado, podría haber un aumento de los inversores que buscan activos no confiscables o que buscan protección contra la inflación.

Por eso, la historia de Michael J. Burry cobra relevancia en estos momentos en los que todos los expertos y analistas de mercado afirman un futuro colapso del mercado o el posible desplome de los precios de la vivienda.

Bitcoin y Ether se enfrentan por primera vez a una inminente recesión mundial, y a juzgar por marzo de 2020, cuando una venta de pánico desencadenada por la crisis de Covid-19, los que se mantuvieron a largo plazo fueron recompensados debemos escuchar el análisis  de Michael J. Burry

cointelegraph.com

SEO RCEni

“La verdad no existe, existen sólo los hechos la verdad la imponen los grandes medios y el poder detrás de ellos en las sombra”

No recibo dinero de ningún gobierno ni tampoco de algún grupo económico, los artículos que ustedes leen son producto de libertad absoluta, donde trato de escribir sobre los hechos porque sólo estos nos harán libres


Donaciones RCENI
Hector Figuera

Hector Figuera

CEO Fundador del portal RCENI Radio Centroamérica Internacional Audiovisualista Temático Antropocentrico especializado en composición.