share on:
Comparte!
El Nuevo Orden de los Bárbaros es una fuente de información histórica sobre la planificación del Gran Reinicio.

Podemos acusar de conspiradores a los ensayistas como el creador del nuevo orden de los bárbaros que entendieron hace unos años por lo que estamos pasando y por lo que pasaremos dentro de unos meses, es decir un sistema de contraseña de identidad unido a un medio de pago digital exclusivo en un implante corporal: el microchip.

Pero que un miembro del Nuevo Orden Mundial anunciara esto en 1969 prueba que la historia está escrita por conspiradores poderosos, decididos y perseverantes.

Ya hemos mencionado esta conferencia de 1969 de un pediatra, el Dr. Richard Day durante una reunión de la Sociedad de Pediatría de Pittsburgh en los Estados Unidos.

El Nuevo Orden de los Bárbaros LEER EN PDF

El más sorprendente de los temas abordados por el ponente y transcritos en el libro titulado El nuevo orden de los bárbaros es la identificación digital y el microchip. Puede parecer delirante que se pudieran hacer comentarios sobre este tema hace más de 50 años, pero sin embargo es así.

1984 – Cultura Para Todos

Esto es lo que el Dr. Day nos dice al respecto: “La tarjeta de identificación debe llevarse en todo momento y las personas deben mostrarla cuando se solicite.

Se planeó que más tarde, algo podría implantarse directamente debajo de la piel y codificarse específicamente para ese individuo, eliminando la posibilidad de una identificación falsa o de que las personas olviden o pierdan su identificación.

La dificultad con estas identificaciones implantadas es encontrar el material correcto que permanecerá debajo de la piel sin causar una reacción (de rechazo) […]. Poseerá la información que será posible leer a distancia utilizando una especie de lectores”. Las computadoras y las tecnologías de la época no permiten tal desempeño y el vocabulario utilizado es incluso impreciso: una especie de lector…

El autor del nuevo orden de los bárbaros menciona la silicona ya utilizada para prótesis mamarias y relativamente bien tolerada por el organismo. Hoy en día, los microchips encapsulados e inyectados en la mano son estables.

El implante de un microchip de identidad

Sin embargo, este implante es el próximo paso que vendrá de la casta, se justificará para el control de epidemias a través de detectores biológicos integrados que reemplazarán las pruebas de PCR, para Sars-Cov 2 u otros patógenos. Por lo tanto, es importante obtener la aprobación de los ciudadanos de que hay epidemias para mantener el miedo e incitar al uso de dicho dispositivo. La clave del sistema es precisamente la presencia de epidemias y el mantenimiento del miedo.

Moneda digital y eliminación del papel moneda

Otro punto destacado, del nuevo orden de los bárbaros el Dr. Day evoca en 1969 la introducción de la moneda digital y el estricto control de los pagos. “El dinero es principalmente una cuestión de crédito, pero el intercambio de dinero no se hará en efectivo o dinero palpable, sino en señales electrónicas […] El próximo paso será el implante debajo de la piel. La tarjeta simple podría perderse o ser robada, lo que dejará lugar a problemas. Se puede intercambiar con otra persona para confundir las identidades.

El implante debajo de la piel no se puede perder, falsificar ni transferir a otra persona. El ponente indica aquí que los medios de pago serán únicamente digitales y correlacionados con el control de identidad a través de un implante digital. Este es el proyecto actual de pases sanitarios y el “microchip” de las poblaciones.

Hay otras temáticas

No cubriremos todos los aspectos del Nuevo Orden de los Bárbaros, también hay incitación a la pornografía, control climático, control alimentario (acceso limitado a los alimentos como herramienta para el control de la población, forma de racionamiento), terrorismo como herramienta de control. o la limitación del acceso a la propiedad para hacer a los ciudadanos más dependientes del Estado.

El Dr. Dugegan revela no sólo «QUÉ» está destinado a Estados Unidos y todas las personas en el mundo, sino «CÓMO» los controladores pretenden llevar a cabo su plan. Cubre temas como: ¿Existe un poder, una fuerza o un grupo de hombres organizando y reorientando el cambio?

«Todo está en su lugar y nadie puede detenernos ahora…»

La gente tendrá que acostumbrarse al cambio: todo cambiará, constantemente

Los objetivos REALES y «ESTADOS»

Control de la población

Permiso para tener bebés

Redirigir el propósito del sexo: sexo sin reproducción y reproducción sin sexo

La educación sexual como herramienta del gobierno mundial

Fomentar la homosexualidad… Sexo, todo vale

Uthanasia y la «píldora de la muerte»

Limitar el acceso a la atención médica asequible facilita la eliminación de las personas mayores

Planificación del control de la medicina

Eliminación de médicos privados

Nuevas enfermedades difíciles de diagnosticar e intratables

Suprimir las curas del cáncer como medio de control de la población.

Inducir ataques cardíacos como forma de asesinato

La educación como herramienta para acelerar el inicio de la pubertad e impulsar la evolución y MUCHO, MUCHO MÁS

Si la mayoría de nuestros lectores ya están convencidos de esta programación infernal, este librito puede ayudar a muchos escépticos a tomar conciencia de una realidad… desagradable pero imprescindible para resistir la vacunación obligatoria y el implante del microchip. Recordemos –si fuera necesario nuevamente– que la realización de tal plan no puede realizarse sin la colaboración masiva de las poblaciones.

 

https://tierrapura.org

SEO RCENI

“La verdad no existe, existen sólo los hechos la verdad la imponen los grandes medios y el poder detrás de ellos en las sombra”

No recibo dinero de ningún gobierno ni tampoco de algún grupo económico, los artículos que ustedes leen son producto de libertad absoluta, donde trato de escribir sobre los hechos porque sólo estos nos harán libres


Donaciones RCENI
Hector Figuera

Hector Figuera

CEO Fundador del portal RCENI Radio Centroamérica Internacional Audiovisualista Temático Antropocentrico especializado en composición.