share on:
Comparte!
La ONU luego de emitir el lunes 9 de agosto un alarmante informe sobre el supuesto calentamiento global y el cambio climático, anunció que está estudiando la posibilidad de rociar la atmosfera con “aerosoles de sulfato” sobre la superficie de la Tierra con el objetivo de reducir el impacto de los rayos solares y así lograr disminuir la temperatura global.

El lunes, la ONU publicó un informe de “código rojo” que advirtió sobre “olas de calor mortales, huracanes gigantescos y otros extremos climáticos” si no se toman medidas como esta de rociar la atmosfera drásticas rápidamente para detener el cambio climático provocado por el hombre, según reportó Reuters.

El organismo que emitió el polémico informe es el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de la ONU, quienes no dudaron en culpar al ser humano por los desastres naturales, lo que motivó al Secretario General, Antonio Guterrez a solicitar el fin total del uso de carbón y combustibles fósiles.

Según el informe, la ONU está considerando activamente los “métodos controvertidos” de geoingeniería para limitar y revertir los aumentos de temperatura global.

Geoingeniería

Entre las opciones de geoingeniería que se están barajando seriamente, lo que resultó ser sumamente alarmantes para algunos científicos, está la emisión dirigida de ciertos químicos para rociar la atmosfera terrestre lo cual, según el IPCC, podría reducir la temperatura global media de la tierra.

“Por ejemplo, los seres humanos podrían rociar aerosoles de sulfato – diminutas partículas reflectantes – en la estratosfera de 20 a 25 kilómetros (12 a 16 millas) sobre la superficie de la tierra para reflejar más luz solar de regreso al espacio, lo que reduce las temperaturas globales”, afirma el informe.

Los pro y contras

Muchos científicos encendieron la alarma ante la posibilidad de que el ser humano comience a “jugar a cambiar el clima de la tierra”, advirtiendo que los experimentos podrían tener consecuencias catastróficas para la humanidad

Govindasamy Bala, autor principal del informe del Instituto Indio de Ciencia, comentó que la ciencia está en condiciones de rociar la atmosfera aerosoles de sulfato. Pero también advirtió que estas partículas tienen el efecto secundario de reducir la precipitación media. Para lo cual, habría que además implementar un método alternativo que permita diluir las nubes más elevadas y así contrarrestar el efecto y lograr aumentar las precipitaciones.

Ahora bien, “creo que la próxima gran pregunta es, ¿quieres hacerlo?…Eso implica incertidumbre, cuestiones morales, cuestiones éticas y gobernabilidad”, dijo el científico.

También destacó que con este tipo de intervenciones como rociar la atmosfera algunas regiones podrían “ganar” con un mundo potencialmente más frío, mientras que otras se verían sumamente perjudicadas, pudiéndose eliminar todas las condiciones de producción agrícola-ganadera existentes.

 

Con información m.bles.com

SEO RCEni

Hola lectores necesito su apoyo tengo 4 años solo trabajando y financiando con la ayuda de mis hijos el portal ya no puedo más estoy obligado a cerrarlo ayúdenme para seguir cualquier monto aunque es muy bueno….seguir leyendo.
Donaciones RCENI
Hector Figuera

Hector Figuera

CEO Fundador del portal RCENI Radio Centroamérica Internacional Audiovisualista Temático Antropocentrico especializado en composición.