share on:
Comparte!
Los secretos del exquisito café centroamericano existen diferentes teorías de la llegada del café a América. Algunos dicen que Colón ya introdujo la planta en el nuevo continente en alguno de sus viajes, otros que la cultura del café en América empezó gracias al oficial de la armada francesa Gabriel Mathieu de Clieu, que introdujo la planta en la Isla Martinica.

Los secretos del exquisito café centroamericano no se sabe quién tiene razón, pero sí que tenemos mucho que agradecer a ese genio que creyó que el nuevo mundo sería un buen lugar para cultivar nuestro grano favorito.

Desde las Antillas, el café se expandió como la pólvora por el resto de América. En la década de 1760 ya habían aparecido los primeros cultivos en países como Guatemala. Así empezó la historia del café en Centroamérica, famosa por sus cultivos de sombra (respetuosos con el medioambiente) y por su apuesta por la variedad arábica.

El regalo de los suelos volcánicos de Costa Rica

La poca acidez de los suelos costarricenses de origen volcánico le confieren al café de este país gran cuerpo y un aroma penetrante.

Su clima y la posibilidad de cultivar en altitudes de hasta 2200 metros sobre el nivel del mar convirtieron a Costa Rica en una región perfecta para la producción de café en el nuevo mundo.

El resultado de esta historia centenaria es un grano de alta calidad 100% arábica con poco contenido en cafeína y alta acidez. Completamente recomendable para cualquier sibarista.

Las perlas azuladas de Guatemala

Los secretos del exquisito café centroamericano cultivado en las laderas de los volcanes a 1500 metros de altitud, el grano de Guatemala Volcán de Oro destaca por su gran tamaño y su tono ligeramente azulado. El país centroamericano posee unos suelos de alta calidad y un clima propicio para el cultivo del café.

Además, la calidad de su cultivo se acompaña con un proceso artesanal de recolección, lavado y secado al sol. Como resultado se consigue un café de aroma intenso, cuerpo pronunciado y sabor afrutado que persiste en el paladar.

Nicaragua Maragogype: el tesoro de la tierra de los lagos

Las fértiles y altas tierras nicaragüenses son regadas con frecuencia por precipitaciones que benefician el crecimiento de los cafetos. Este país apuesta fuertemente por la producción de la variedad arábica (El 87% del grano nicaragüense es de esta variedad). Alta acidez, gran cuerpo, aroma penetrante y una buena dosis de cafeína.

Estas son las especiales características del fruto de la tierra de los lagos y los volcanes: Nicaragua Maragogype. Los secretos del exquisito café centroamericano debido al tamaño de su grano, es conocido como “café elefante”. Suave y aromático; una variedad exótica con una paladar añejo y profundo.

El dulce fruto de Honduras

La diversidad geográfica del país y los esfuerzos de los productores Hondureños han puesto en el mapa a este país que antaño vivió a la sombra de sus vecinos nicaragüenses y guatemaltecos.

Actualmente Honduras cuenta con una producción de cafés gourmet a la altura de cualquiera de sus allegados. Los lotes más apreciados de la región tienen una alta acidez y presentan un dulzor con notas de fruta tropical.

Café Geisha de Panamá  gourmet  de emperadores

Los secretos del exquisito café centroamericano un café de emperadores es lo que se dice del Café Geisha de Panamá. ¿Cuál es la novedad de este café? Pues resulta que el café Geisha de tipo arábica es un café originario de Etiopía al igual que las demás variedades de café.

Al café Geisha se le denominó de esa forma por el lugar donde tuvo su origen y porque así le llaman a los habitantes de la localidad. La travesía que la semilla del tipo arábica Geisha tuvo que pasar fue de Etiopía a Kenya y más tarde a Tanzania. Posteriormente las emigraron a Costa Rica y para 1963 llegaron a lo que sería su paraíso, Panamá.

Su cultivo en Chiriquí, Panamá fue gracias al caficultor Francisco Serracín Colón, quién las comenzó a cultivar gracias a las donaciones hechas por el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE).

No fue hasta el 2003 que don Pachi (así le dicen a don Francisco Serracín) y catadores estrellas que al catar el café Geisha detectaron todas sus cualidades especiales del café, definida como un café con acidez cítrica que se percibe desde su fragancia y aroma, con un cuerpo y una acidez balanceada resaltando los sabores frutales que tiene la taza como papaya, melocotón y un toque de piña.

 

 

Con información cafescandelas.com

“La verdad no existe, existen sólo los hechos la verdad la imponen los grandes medios y el poder detrás de ellos en las sombra”

No recibo dinero de ningún gobierno ni tampoco de algún grupo económico, los artículos que ustedes leen son producto de libertad absoluta, donde trato de escribir sobre los hechos porque sólo estos nos harán libres


Donaciones RCENI
Hector Figuera

Hector Figuera

CEO Fundador del portal RCENI Radio Centroamérica Internacional Audiovisualista Temático Antropocentrico especializado en composición.