share on:
Comparte!
Existe una fuerte creencia entre un grupo numeroso de personas de que la Tierra es plana. Un estudio del Observatorio Lamont-Doherty de la Universidad de Columbia explicó qué pasaría si el planeta fuera realmente plano.

La Tierra plana, teoría defendida por la  Flat Earth Society ,  es una de las más polémicas de los últimos años. Sin embargo, un nuevo estudio revela  qué pasaría  si el planeta fuera así.

Tierra plana: ¿es posible?

El geofísico de Lamont-Doherty,  James Davis, afirmó que un planeta aplanado  no podría tener gravedad  en primer lugar.

Este es un gran problema, ya que  la gravedad  explica muchas  observaciones terrestres y cósmicas. Esta es la misma fuerza que hace que la Luna gire alrededor de la Tierra y que todos los planetas giren alrededor del Sol.

Aquellos que creen en la teoría de la tierra plana asumen que la gravedad actúa directamente, pero  no hay evidencia que sugiera que funciona de esa manera. Lo que se sabe sobre la gravedad sugiere que tiraría  del centro del disco  que forma la supuesta planta terrestre.

Eso significa que sólo tiraría hacia abajo hasta  un punto en el centro del disco. A medida que te alejas más y más del centro, la gravedad te empuja más y más  horizontalmente.

Esto generaría  anomalías, como succionar toda el agua hacia el centro del mundo. Los árboles y las plantas crecerían en diagonal, ya que crecerían en la dirección opuesta de la gravedad.

Otro problema sobre la teoría de tierra plana sería el propio Sol. En el modelo científico del  sistema solar, la Tierra gira a su alrededor porque  es más masiva  y por tanto tiene más gravedad. Pero la Tierra no cae en el Sol porque viaja en órbita.

En pocas palabras, la gravedad del Sol no actúa sola. El planeta también viaja en una  dirección perpendicular  a la atracción gravitacional de la estrella; si fuera posible apagar esa gravedad, la Tierra saldría directamente  del sistema solar.

El modelo de la Tierra Plana sugiere que está en  el centro del Universo, pero no sugiere que el Sol orbite alrededor del planeta.

Pero el Sol gira en la cima del mundo como un tiovivo, enviando luz y calor hacia abajo como una lámpara de mesa.

Un mundo sin satélite

A su vez, la tierra plana no  permitiría la existencia  de satélites artificiales, ya que estos no pueden orbitar alrededor de algo plano. Actualmente, la vida en la Tierra depende de una serie de satélites en funcionamiento.

El GPS no funcionaría en la Tierra plana, ya que el Sol y la Luna giran alrededor de un lado de la Tierra plana. Es probable que haya una  procesión de días y noches.

Esto haría  imposibles las estaciones, los eclipses y muchos otros fenómenos. El Sol también debe ser más pequeño que la Tierra, para no quemarse o colisionar consigo mismo o con la Luna.

La Tierra Plana ¿Qué pasaría si esto realmente fuera?

Otra cosa que sería imposible es que la Tierra plana tenga un  núcleo que genere un campo magnético. Quizás una hoja de metal líquido podría reemplazarlo.

Pero eso no rotaría de manera que formara un campo magnético, y sin uno, las partículas cargadas del Sol quemarían el planeta. Eliminarían la atmósfera, tal como lo hizo Marte después de perder su campo magnético. Y el oxígeno escaparía al espacio.

El movimiento y la sismicidad de las placas tectónicas también dependen de una Tierra circular. Sólo en una esfera encajan todas las placas de manera coherente. Tus movimientos en un lado de la Tierra afectan los movimientos en el otro.

Las áreas del planeta que crean corteza, como la  Dorsal del Atlántico Medio, se compensan con lugares que consumen corteza. Al igual que con  las zonas de subducción, no se pueden explicar en una Tierra plana.

También tendría que explicar qué sucede con el borde del mundo. Uno puede «caerse», pero eso pondría en peligro  el muro propuesto  que evitaría que la gente se caiga.

Un mapa ligeramente diferente

Una de las rarezas más sorprendentes es el mapa propuesto de la Tierra plana, que es completamente diferente. Coloca el Ártico en el centro, mientras que la Antártida  forma un “muro” en los bordes.

En un mundo así, viajar sería muy diferente. Volar desde Australia a ciertas áreas de la Antártida llevaría una eternidad; tendrías que viajar a través del Ártico y ambas Américas para llegar allí. Además, viajar por la Antártida sería imposible.

Una teoría que, según los expertos, carece de fundamento. Aun así, muchas personas en todo el mundo continúan creyéndolo que la tierra plana y continúan buscando evidencia que lo confirme.

“La verdad no existe, existen sólo los hechos la verdad la imponen los grandes medios y el poder detrás de ellos en las sombra”

No recibo dinero de ningún gobierno ni tampoco de algún grupo económico, los artículos que ustedes leen son producto de libertad absoluta, donde trato de escribir sobre los hechos porque sólo estos nos harán libres


Donaciones RCENI
Hector Figuera

Hector Figuera

CEO Fundador del portal RCENI Radio Centroamérica Internacional Audiovisualista Temático Antropocentrico especializado en composición.